En nuestra escuela primaria, los padres entrevistan a los maestros

Como directora, dependo de las familias para ayudarme a tomar decisiones críticas al momento de contratar personal. Aquí les cuento por qué lo hago.

First Person is where Chalkbeat features personal essays by educators, students, parents, and others thinking and writing about public education.

Leer en ingles

“¿Cómo usted incluye a los padres como colaboradores en su proceso de enseñanza, en el salón de clases, y en la comunidad escolar?” 

Todo maestro que entrevisto en mi escuela tiene que contestar esta pregunta. Pero no soy yo la que la hace; esta pregunta provino de nuestros padres.

Soy directora fundadora de la escuela primaria Rocketship Dennis Dunkins Elementary, ubicada en la comunidad Stop Six de Fort Worth, Texas. La escuela abrirá sus puertas por primera vez este próximo mes, pero nosotros empezamos a cultivar relaciones con los padres desde más de un año antes de la inauguración de la escuela. 

Claramente, los padres quieren estar involucrados en la educación de sus hijos más que nunca, y demasiadas escuelas enfocan la participación de los padres en lo que ellos pueden hacer por la escuela (recaudación de fondos, trabajo voluntario, donación de materiales escolares). Todo eso es importante, pero no es suficiente. Para establecer una verdadera colaboración con los padres, los educadores necesitan pensar en qué ellos pueden hacer para lograr que los padres se integren profundamente en la escuela y se sientan parte de ella.

Una de las maneras en que estamos cultivando esa colaboración con los padres de nuestra escuela es invitándolos a las entrevistas de los candidatos a maestro de la escuela. Al incluir a los padres en las decisiones de contratación, estamos tomando en cuenta sus opiniones (y aprovechando su poder) para darle forma a nuestra escuela. 

Muchos padres no lo podían creer cundo les pedimos que participaran. “¿Yo?” me dijo uno de los padres cuando publicamos una convocatoria para que los padres participaran en las entrevistas. “¿Ustedes quieren saber lo que yo opino sobre un posible maestro de mi hijo? Nunca me habían pedido eso.” ¡Hubo padres que pensaron que los maestros los iban a entrevistar a ellos, en vez de lo contrario! Y también hubo padres que hablan español y entienden inglés hablado, pero nunca les habían pedido su opinión. Ellos no podían creer que les hayamos pedido ayuda para entrevistar a los maestros nuevos. 

Antes de las entrevistas, los padres se reunieron con nuestro equipo de líderes para hablar sobre las preguntas que los padres querían hacer y establecer los parámetros de las entrevistas. El día de las entrevistas los padres le hicieron preguntas a cada maestro, como por ejemplo qué ellos consideran que es el rol de los padres en la educación de sus hijos, cómo ellos ayudarían a cada estudiante a progresar en su salón de clases, y cómo manejarían situaciones difíciles con los padres. Los padres también compartieron sus historias de tener un hijo con necesidades especiales y de cómo ellos mismos batallaron en la escuela. Esas conversaciones han servido para que ellos compartan sus sueños en cuanto a lo que esta escuela puede ser en nuestra comunidad.

Me llenó de mucha alegría observar a los padres realmente participar en el proceso de entrevistas, hacer preguntas bien pensadas, y demostrarles a los candidatos el poder que tenemos cuando la comunidad se une. La realidad es que un maestro no es solo líder en el salón de clases, sino también una persona cuya tarea es interactuar y comunicarse con las familias. 

Yo soy producto de la comunidad de Stop Six, donde estudié en las escuelas públicas K-12 del distrito, asistí a la universidad y a la escuela de postgrado, y luego obtuve mi doctorado en liderazgo y políticas educativas. Gran parte de mi éxito se la debo a mis padres, que abogaron siempre por mi educación. Ellos supieron cómo buscar la manera de participar, luchar y conseguir lo que yo necesitaba, porque entendían el sistema. Mi mamá por más de 30 años fue maestra, directora de escuela, y directora de liderazgo escolar en el Distrito Escolar Independiente de Fort Worth, y mi papá fue ingeniero en el Departamento de Bomberos de Fort Worth. En sus días libres era maestro substituto, y con frecuencia era mentor de los estudiantes varones de la escuela. 

Sin embargo, muchos padres no saben cómo moverse a través de un sistema complicado y tampoco qué posibilidades hay disponibles para sus hijos. Los padres no deberían tener que luchar para ser parte de la escuela; deben ser invitados a participar, y también a compartir sus historias y perspectivas. Contar con la participación de una diversidad de padres de toda la comunidad me ayudó a tomar decisiones críticas de contratación que moldearán el futuro de nuestra escuela. 

Los padres y educadores queremos lo mismo: lo mejor para nuestros estudiantes. Trabajando juntos — en la contratación de personal, en la selección del nombre de la escuela (después de muchas deliberaciones, el nombre de un conocido y admirado educador de Fort Worth), y en la selección de nuestros programas de enriquecimiento, valores fundamentales, y mucho más — estamos dándole rienda suelta al poder que hay cuando los padres trabajan a la par con nuestros maestros para crear una escuela realmente transformacional.

La Dra. Christina Hanson es la directora fundadora de la escuela primaria Rocketship Dennis Dunkins Elementary y también madre de dos niños que asistirán a esa escuela. Es natural del sureste de Fort Worth, y entiende lo que es ser estudiante, madre, maestra y directora en la comunidad que ahora atiende. Hanson tiene un doctorado en liderazgo y políticas educativas de la Tarleton State University.