Datos muestran que más de 90,000 estudiantes de NYC no han usado los recientes beneficios alimentarios por la pandemia

Ten students are scattered across a cafeteria, with five eating lunch at a table as an adult stands nearby.
Según datos obtenidos por Chalkbeat, más de 90,000 niños elegibles en la ciudad de Nueva York no han canjeado los últimos beneficios alimentarios por la pandemia. (José A. Alvarado Jr. for Chalkbeat)

Suscríbete al boletín diario y gratuito de Chalkbeat New York para mantenerte al día sobre las escuelas públicas de Nueva York.

Read in English.

Las familias de más de 90,000 niños elegibles en la ciudad de Nueva York no han canjeado los últimos beneficios alimentarios por la pandemia, según datos obtenidos por Chalkbeat.

Esto significa que por lo menos $35 millones en beneficios potenciales siguen sin utilizarse y podrían caducar a principios del año que viene, haciendo que los neoyorquinos pierdan los fondos federales.

Los fondos, conocidos como Pandemic Electronic Benefit Transfer (P-EBT), se han otorgado en varios pagos desde 2020 para ayudar a cubrir el costo de las comidas para las familias cuyos estudiantes usualmente recibir comidas gratis en la escuela. Como las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York ofrecen comidas universales, todas las familias son elegibles sin que importen los ingresos familiares.

Este año, el estado distribuyó múltiples rondas de fondos, incluyendo $120 por niño para el verano de 2023, así como al menos $391 por niño para el verano de 2022 y el año escolar 2021-22. (Pero los fondos de este último pago podrían ser de hasta $1,671 por niño según las ausencias relacionadas con el COVID o los días de aprendizaje remoto durante el año.)

En total, el estado ha emitido otorgado unos $5,400 millones en beneficios P-EBT desde 2020, con alrededor de un 60% de los beneficios otorgados directamente a familias de bajos ingresos que reciben beneficios federales a través del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, o SNAP.

Los defensores han elogiado el programa por proporcionar un apoyo fundamental en todo Nueva York, especialmente cuando los efectos de la pandemia fueron una carga adicional para las familias en dificultad económica. 

Pero entre las familias que no reciben SNAP, más de 90,000 estudiantes de la ciudad no habían usado los fondos del año escolar 2021-22 ni la asignación del verano 2022, de acuerdo con los datos estatales compartidos por el consultor educativo David Rubel y confirmados por la Oficina de Asistencia Temporal y por Discapacidad del estado (OTDA).

De las familias que recibieron tarjetas P-EBT por primera vez, 41,271 no habían gastado nada de los fondos. En cuanto a los que ya tenían tarjetas P-EBT, 49,465 tampoco habían usado los beneficios todavía.

Liz Accles, directora ejecutiva de Community Food Advocates, expresó su preocupación por la alta cifra de familias que aún no habían usado los fondos. A ella le preocupa que algunas hayan encontrado dificultades para usarlos, mientras que otras tal vez no sepan que los tienen o decidieron no usarlos.

Para muchos habitantes de la ciudad, el programa P-EBT ha sido un “salvavidas”, añadió.

“La gran mayoría de las familias de las escuelas públicas de Nueva York tienen dificultades económicas, y el costo de los alimentos es alto para todos”, dijo Accles. “Nuestra esperanza es que todos usen los beneficios”.

Rubel obtuvo los datos a principios de este mes solicitándolos en virtud de la ley Freedom of Information del estado, ya que le preocupaba que muchas familias podrían no saber que hubo pagos recientes, especialmente las no dominan bien el inglés. Él dice que ha seguido de cerca las noticias del P-EBT, pero que no estaba al tanto de pago del verano de 2022 hasta que se topó con un artículo de Chalkbeat al respecto.

“Si yo no lo sabía, ¿qué tal las familias del otro millón de niños de nuestro sistema escolar público?”, dijo él, y añadió que le preocupaba que muchas familias hayan perdido o tirado a la basura sus tarjetas P-EBT. “Hay mucho dinero sobre la mesa”.

Todos los hogares con números de teléfono en los archivos de su distrito escolar debieron recibir notificación por SMS cuando los beneficios estuvieron disponibles, según la OTDA. Las personas que estaban recibiendo los beneficios por primera vez recibieron instrucciones adicionales sobre cómo activar y usar sus tarjetas P-EBT. Las familias reciben otro texto si los beneficios todavía no se han usado seis meses después de recibirlos, según los funcionarios estatales.

El Departamento de Educación del estado también envió mensajes sobre los beneficios a todos los distritos escolares de Nueva York, añadieron los funcionarios.

De todos modos, las familias que no se hayan enterado de las ayudas, las hayan olvidado o aún no las han usado, todavía están a tiempo de usar los fondos de las asignaciones recientes.

Esto es lo que las familias necesitan saber:

¿Quién es elegible?

Todas las familias con hijos de K-12 que asistieron a las escuelas públicas de la ciudad durante el año escolar 2021-22 fueron elegibles para los beneficios de alimentos de ese año y el verano de 2022. Los que asistieron a la escuela el año pasado también fueron elegibles para recibir el beneficio del verano de 2023. También fueron elegibles las familias de los estudiantes en escuelas chárter, privadas, de otro tipo y programas de Pre-Kinder, que también reciben de comidas gratis a través del programa federal de almuerzos.

Las familias fueron elegibles sin importar su estatus migratorio.

¿Cómo se distribuyeron los beneficios?

Las familias que reciben beneficios del programa SNAP, de la Asistencia Temporal estatal o de Medicaid, recibieron sus pagos directamente en esas cuentas. 

Todas las demás familias elegibles recibieron los fondos en una tarjeta P-EBT, que se expidió con su primer pago de beneficios.

¿Cómo puedes conseguir un reemplazo de tu tarjeta P-EBT estatal?

Los que hayan perdido su tarjeta P-EBT pueden obtener una de reemplazo llamando al 1-888-328-6399.

No hay fecha límite para solicitar una tarjeta de reemplazo, según los funcionarios estatales. Pero si necesitas una, los funcionarios sugieren pedirla lo antes posible. 

¿Para qué sirve la P-EBT?

Los beneficios solamente se pueden usar para comprar alimentos.

¿Cuándo caducan los beneficios?

Los fondos P-EBT están disponibles para las familias por 274 días después de recibirlos, o aproximadamente unos nueve meses.

Cada vez que una familia gasta parte de los fondos, el saldo restante es válido durante otros 274 días, según las autoridades estatales.

¿Por qué deberías usar los beneficios?

Todas las familias deben usar los beneficios, no importa su situación económica, dijo Accles.

Los beneficios P-EBT, al igual que los cheques federales de estímulo que se distribuyeron durante la pandemia, le proporcionan beneficios a la comunidad que van más allá de los alimentos que compran, añadió. Aunque los fondos pueden ayudar a cubrir las compras del supermercado y otro gastos para comer, usarlos también es un estímulo para la economía local.

“Esto tiene un doble propósito”, dijo Accles. “Usar esos dólares nos ayudará a todos.”

Julian Shen-Berro es un reportero que cubre la ciudad de Nueva York. Para comunicarte con él, envíale un email a jshen-berro@chalkbeat.org.

The Latest

The ‘Youth Civic Hub,’ an online portal launched on Friday aims to increase youth civic engagement and electoral participation.

The board on Tuesday signaled to lawmakers that they want new laws to reform the state’s charter school system.

El distrito y la high school enfrentan una nueva audiencia con la Junta de Educación Estatal en mayo.

Un grupo influyente conservador ha elaborado una estrategia para desafiar una decisión histórica del Tribunal Supremo que protege el derecho de los niños indocumentados a asistir a la escuela pública.

With federal pandemic aid for schools expiring, the schools say the additional operating funding would be crucial for students and staff.

“I work in school nutrition to feed kids, not trash cans,” a dietitian testified at a legislative hearing last week.