Problema corregido en la FAFSA abre el formulario para muchas familias inmigrantes

The top half of a laptop screen is in focus with the word "FAFSA" in view with a student wearing glasses and has red and black hair in the background.
Si tienes preguntas sobre como llenar la FAFSA, habla con el asesor universitario en la escuela de tu hijo. Miles de estudiantes pasan por las mismas dificultades y hay ayuda disponible. (Irfan Khan / Los Angeles Times via Getty Images) (Irfan Khan / Los Angeles Times via Getty Images)

Read in English.

Muchos estudiantes sintieron alivio la semana pasada cuando los funcionarios federales de educación anunciaron correcciones críticas a la solicitud federal de ayuda financiera para permitir que los padres sin número de Seguro Social poder poner información en el formulario.

El cambio significa que decenas de miles de estudiantes ciudadanos de EE.UU. y otros que son elegibles para recibir ayuda financiera federal ahora pueden finalmente completar sus solicitudes FAFSA. Por otro lado, también significa que las familias y los orientadores universitarios están luchando para completar el proceso meses después que otros estudiantes. Y algunas familias todavía están teniendo problemas.

“Puede ser muy desalentador para los estudiantes y las familias, que sienten que están haciendo todo lo correcto y de todos modos siguen enfrentando obstáculos”, dijo Amanda Seider, a cargo de la oficina de Massachusetts del grupo de acceso a la universidad OneGoal.

Chalkbeat reportó en enero que un error técnico había impedido por más de dos meses que los hijos de padres indocumentados completaran sus solicitudes de ayuda financiera. Como resultado, a muchos educadores y grupos de acceso a la universidad les preocupaba que esos retrasos pudieran ser un impedimento adicional para los estudiantes que ya se enfrentan a mayores barreras para ir a la universidad — lo cual se sumaba a la ya complicada publicación de la FAFSA nueva y supuestamente más fácil de llenar. Algunas universidades y becas conceden las ayudas financieras por orden de solicitud, y por lo tanto los estudiantes que llenan la solicitud más tarde están en desventaja.

Durante ese tiempo, los estudiantes tuvieron que navegar por una variedad confusa de opciones, entre las que se incluía no hacer nada y esperar a que el problema se resolviera, o probar una solución parcial que podía ponerles en mayor riesgo de cometer un error en la solicitud o hacer que tuvieran que llenar más papeleo después.

Y aún quedan problemas pendientes. Mientras los funcionarios federales ponían en marcha la solución nueva, descubrieron otros dos problemas adicionales que afectan al mismo grupo de estudiantes y que todavía están por resolverse.

Esto significa que los padres que no tienen número de Seguro Social tendrán que poner su información financiera manualmente, en lugar de transferirla directamente del IRS. Y en algunos casos — por ejemplo, cuando uno de los padres pone un nombre o dirección que no coincide exactamente con la información que su hijo puso — los padres todavía reciben mensajes de error que les impiden llenar el formulario. Los funcionarios federales dijeron la semana pasada que trabajarían para solucionar el problema “en los próximos días”.

Los funcionarios federales calcularon que alrededor de un 2% de los solicitantes de ayuda financiera fueron afectados por el error original del número de Seguro Social, lo que sería equivalente a cientos de miles de estudiantes en un año típico.

El asunto llamó la atención de docenas de miembros demócratas de la Cámara, que enviaron una carta a Miguel Cardona, Secretario de Educación de EE.UU., pidiéndole al departamento que solucionara el problema rápidamente. En un comunicado de prensa publicado la semana pasada, el Rep. Jared Huffman de California dijo que el error técnico fue un “error completamente inaceptable” que había causado “miedo, estrés y pérdida de oportunidades para muchos niños de mi distrito y del país”.

“Espero que el Departamento tome las medidas necesarias para asegurar que nunca ocurran problemas como este”, dijo Huffman.

La publicación de la FAFSA nueva ha estado plagada de problemas y retrasos. Los funcionarios del Departamento de Educación le han echado la culpa a la falta de fondos y a retos técnicos significativos al actualizar los sistemas viejos. Los republicanos han acusado a la administración de estar distraída con la iniciativa de perdonar los préstamos estudiantiles. Según las noticias, observadores externos han dicho que todos estos y otros factores jugaron un papel.

Según datos federales rastreados por la National College Attainment Network, hay un 33% menos solicitudes de FAFSA en comparación con esta fecha el año pasado.

Por el momento, muchas universidades han retrasado las fechas límite mientras esperan por la información financiera de los estudiantes que les ayudará a preparar los paquetes de ayuda. Y las familias están esperando.

Ahora, los consejeros y orientadores universitarios dicen que están trabajando para asegurar que los estudiantes sepan qué hacer si siguen encontrando errores técnicos. También están tratando de mantener el ánimo de los estudiantes y prepararlos para comparar sus paquetes de ayuda financiera y aceptación cuando los reciban.

“Lo más importante que podemos hacer es compartir información sobre cómo poner la información manualmente, cómo asegurar que sean muy precisos al completar esos pasos”, dijo Seider. “Realmente queremos asegurar que los estudiantes y las familias estén siendo proactivos y no sientan que todo esto es por falta suya, sino que piensen: ‘Este sistema ha sido un poco confuso, necesitamos que nos ayuden’”.

Kalyn Belsha es reportera nacional de educación con sede en Chicago. Se habla español. Para comunicarte con ella, escríbele a kbelsha@chalkbeat.org.

Traducido por Milly Suazo-Martinez

The Latest

The city enlisted Accenture to help analyze supply and demand for preschool seats. Their initial findings, obtained through a public records request, don’t shed much light on the topic.

Longtime activist cites his own health issues, and the recent death of his sister.

The leadership change at the city’s largest network of charter high schools comes as Chicago’s Board of Education has increased scrutiny on charters and school choice.

The federal Office of Civil Rights’ investigation found students didn’t get the support the law guaranteed them. The Michigan Department of Education wants the case thrown out.

Across all high schools in the city, 1 of every 5 students are mandated to receive special education support under an IEP. At specialized high schools, that number is only 1 of 50.

Access to acceleration has long been wildly inequitable. Here’s what schools can do to reduce the financial and logistical barriers.