¿Qué impide que los varones hispanos vayan a la universidad?

A student with long blonde hair and black shoes sits at a desk in the foreground of a classroom with white boards, while three other students wearing masks sit at desks in the background.
Aproximadamente dos de cada cinco varones hispanos que se gradúan de una secundaria de Colorado irán a la universidad. Una vez en la universidad, la mayoría no se gradúa. (Eli Imadali for Chalkbeat)

Read in English.

¿Qué barreras enfrentan los varones hispanos al entrar a la universidad y graduarse?

Esa es la pregunta que los líderes de la Denver Scholarship Foundation le hicieron a varones hispanos. Ellos contestaron con una lista que incluye falta de fondos, información, apoyo y atención individual, además de responsabilidades familiares.

Nada de esto fue sorprendente. Sin embargo, a los líderes de la fundación les llamó la atención el fuerte sentido de obligación que los estudiantes sienten por su comunidad y familia, y cómo éste bloquea la ambición individual.

“No es fácil para los jóvenes latinos,” dijo Nate Cadena Jefe de Operaciones de la fundación. “Hay ciertos roles, ciertas expectativas, ciertas normas culturales... que no necesariamente invitan al individualismo, especialmente si eso los aleja de su familia extendida o comunidad. Hay un lenguaje no hablado de su cultura — su comunidad — que no necesariamente alienta el individualismo ni la exploración.”

La fundación, que ayuda a os estudiantes del área de Denver a navegar la universidad, ha enviado aproximadamente un 82% de sus becados a la universidad. Por otro lado, aumentar los porcentajes de asistencia a la universidad y graduación de los varones hispanos ha demostrado ser difícil. Por ejemplo, el porcentaje de mujeres hispanas que han recibido ayuda de la fundación y llegado a la universidad es el doble de los varones.

Para entender mejor el problema, los líderes de la Denver Scholarship Foundation encuestaron a hombres hispanos con una variedad de experiencias en tema de universidad. La fundación habló con gente que nunca ha asistido a la universidad, con quienes dejaron de asistir, y con los que se graduaron.

“Ellos mencionaron que es importante sentir que les están hablando de manera individual,” dijo Cadena, “De sus respuestas se puede extraer muchísima información. Pero gran parte reforzó lo que ya pensábamos y sabíamos”.

La lucha por lograr que los varones hispanos vayan a la universidad es un importante tema para el estado.

Aproximadamente dos de cada cinco varones hispanos que se gradúan de una secundaria de Colorado irán a la universidad. Una vez en la universidad, la mayoría no se gradúa. En las universidades públicas de Colorado con programas de cuatro años, solo se gradúa un 41% de los hombres hispanos. En las universidades comunitarias más pequeñas, se gradúa menos de una tercera parte.

Estas cifras determinan las grandes brechas en Colorado de quién tiene una educación universitaria y quién no. Aproximadamente un 61% de todos los residentes de Colorado tienen una credencial universitaria, en comparación con solo una cuarta parte de los residentes hispanos.

Cadena dijo que es necesario resolver ese problema, especialmente porque 1 de cada 5 residentes de Colorado se identifica como hispano.

Cadena agregó que lograr que más varones hispanos vayan a la universidad es un asunto de oportunidad y libertad para ellos individualmente y para sus familias. Esto rompe los ciclos de pobreza generacional. Se han hecho estudios que demuestran que las personas con educación universitaria tienen mejor acceso a atención médica. Los residentes que tienen un grado universitario también tienen un mayor potencial de ingresos y más habilidad para hacer lo que quieren en su vida.

“Si permitimos que esto continúe, es como si nos resignáramos a ello. Estamos diciendo que eso está bien”, dijo Cadena. “Eso es inaceptable”.

La fundación encontró que los estudiantes que nunca fueron a la universidad escucharon en algún momento de su niñez que no tendrían dinero suficiente para eso. Nadie les dijo que un buen desempeño académico les podía ayudar. El informe compilado por la fundación dijo que muchos de los encuestados sintieron que ir a la universidad no era algo que ellos podían lograr.

Los que nunca terminaron su carrera con frecuencia tomaron decisiones basadas en malos consejos recibidos desde la niñez, según el informe. Algunos fueron a universidades lejos del hogar, nunca se conectaron a la comunidad universitaria, y no recibieron la información, o los servicios de salud mental necesarios para terminar la carrera.

Los varones hispanos que sí se graduaron reportaron haber contado con apoyo de la familia. O que decidieron continuar la universidad a pesar de los costos, y tuvieron profesores o mentores que vieron su potencial. Esos estudiantes tuvieron el beneficio de haber sido alentados desde temprana edad.

Cadena dijo que los encuestados sabían que la universidad les daría acceso a una mejor vida.

Los que fueron a la universidad hablaron de expandir su red de colaboración y sus prospectos de empleo. Los que nunca asistieron a la universidad dijeron que harán lo posible para que sus hijos vayan para así tener más oportunidades. Ese grupo predominantemente se convirtió en empresarios con trabajos de esfuerzo intenso, pero a un costo para su salud y su tiempo.

Cadena dijo que el hecho de que todos los grupos reconocen el valor de una educación universitaria amerita que se les ofrezca ayuda personalizada a los estudiantes. También dijo que la encuesta indicó la posibilidad de sacar a las personas de sus normas.

“Hubo un reconocimiento de que la universidad rompe ciclos,” dijo Cadena, “y rompe ciclos generacionales.”

Jason Gonzales es reportero que cubre temas de educación superior y la legislatura de Colorado. Chalkbeat Colorado colabora con Open Campus en periodismo sobre el tema de educación superior. Para comunicarte con Jason, escríbele a jgonzales@chalkbeat.org.


The Latest

Polls close at 8 p.m. on Tuesday but some residents reported seeing light turnout on election day while others were unaware of the race.

El índice de solicitudes completas de FAFSA ha disminuido y las ofertas de ayuda financiera están en un limbo. Los orientadores universitarios quieren que las familias sepan que no están solas.

Century-old Humes was operated as a charter under the state’s unraveling Achievement School District.

Schools are supposed to give parents of students in temporary housing free MetroCards each month. But problems with distributing them are leading to absences and fare evasion tickets.

The teachers union shared more details about demands it will make as it negotiates a new contract with Chicago Public Schools.

The sponsor of the bill says it would create a culture of expectation that formal education must begin early.