Necesitando más maestros bilingües, Denver busca reclutar y apoyar a candidatos internacionales

A Denver Public Schools school bus is parked with a little bit of a blue sky showing in the background.
Este año escolar, las Escuelas Públicas de Denver lanzaron el Instituto de Educadores Internacionales para proporcionar no solo apoyo profesional sino también apoyo personal a maestros internacionales nuevos. (Melanie Asmar/Chalkbeat)

Read in English.

Chalkbeat Colorado es un noticiero local sin fines de lucro que informa sobre las escuelas públicas en Denver y otros distritos. Suscríbete a nuestro boletín gratis por email en español para recibir lo último en noticias sobre educación dos veces al mes.

Cuando a Alex Marrero, superintendente de las Escuelas Públicas de Denver, lo invitaron a un panel organizado por el gobierno de la República Dominicana el año pasado donde hablaron sobre el método de educación bilingüe del distrito escolar, dijo que docenas de maestros de ahí le preguntaron cómo podían trabajar para él.

Marrero dijo que regresó a Denver emocionado de haber ayudado a reclutar a 30 maestros nuevos para cubrir las vacantes de puestos en enseñanza bilingüe. Pero a pesar de su entusiasmo, solo un puñado de esos maestros ahora trabajan en las Escuelas Públicas de Denver (DPS, por sus siglas en inglés), dijo.

Marrero le pidió al equipo de recursos humanos del distrito que investigara el porqué. Muchos maestros dijeron que sentían que hacer el cambio era un gran riesgo y no tenían suficiente apoyo, Marrero dijo.

Por eso, este año escolar, las Escuelas Públicas de Denver lanzaron el Instituto de Educadores Internacionales para proporcionar no solo apoyo profesional sino también apoyo personal a maestros internacionales nuevos. El instituto ayudará a los maestros de otros países a encontrar un lugar donde vivir, entender asuntos financieros y de crédito, y proporcionar otros apoyo sociales o emocionales. También capacitará a los maestros para ayudarlos a obtener más certificados y entender cómo funciona el sistema escolar de Denver.

Las Escuelas Públicas de Denver han inscrito a miles de estudiantes nuevos que recientemente inmigraron de América del Sur. Aunque el Instituto de Educadores Internacionales no se creó debido a la llegada de más estudiantes, hace que el trabajo sea más importante, Marrero dijo. Además, el distrito está bajo una orden de la corte que guía la forma como les enseña a los estudiantes que todavía no dominan el inglés. Para cumplir con esa orden, es necesario tener una gran cantidad de maestros bilingües, pero siempre hay puestos vacantes.

Marrero dijo que el trabajo del instituto es ayudar a cubrir vacantes de maestros sin reemplazar los esfuerzos actuales para cubrir esos puestos.

Las Escuelas Públicas de Denver atienden a 88,200 estudiantes, el 75 por ciento de los cuales son estudiantes de color. Sin embargo, entre los más de 6,000 maestros, solo cerca de un tercio son maestros de color. Si el instituto tiene éxito, Marrero se imagina un sistema en el que los estudiantes tienen más maestros de color y los maestros pueden ampliar sus carreras y mejorar sus vidas.

Si tienen que regresar a su país de origen, también podrán ayudar mejor a más niños alrededor del mundo, dijo.

“Eso es lo que no ha existido antes”, Marrero dijo del instituto. “Igual que decimos que tenemos que educar al estudiante entero, es el mismo método. Lo paralelo es que tenemos que apoyar al educador entero”.

Para que el instituto empezara a funcionar, Marrero dijo que usó $500,000 de dinero federal de asistencia por COVID. Pero el distrito también invertirá al menos $1 millón más de sus fondos generales.

“Gastaríamos más en maestros invitados, cobertura [con maestros] sustitutos durante el año, así que desde mi punto de vista, es una inversión”, Marrero dijo.

Los maestros internacionales enfrentan desafíos sin apoyo

María Moncada Rodríguez, una maestra internacional de Honduras, ha estado en Colorado por cuatro años, pero está trabajando en escuelas de Denver por primera vez este año escolar.

Dijo que le ha encantado el apoyo de sus colegas y del instituto, y que le hubiera gustado tener más apoyo cuando llegó inicialmente a EE. UU. a trabajar en otro distrito escolar.

Moncada Rodríguez y su esposo eran maestros en Honduras encargados de administrar una escuela Montessori por más de 20 años. Pero conforme la violencia en el país aumentó, Moncada Rodríguez buscó una manera de salir. Luego ganó un concurso que le dio la oportunidad de venir a enseñar en Colorado.

Supuestamente tanto ella como su esposo iban a obtener trabajo, y sus dos hijos iban a poder acompañarlos. Pero a último minuto, un nuevo director se hizo cargo de la escuela en Colorado donde ella iba a enseñar y canceló la oferta de trabajo de su esposo.

A woman with dark hair and a bright pink flower on the side of her hair is in the center of the image with her classroom of young children in the background. There's a colorful rug  on the floor and some windows in the back.
Maria Moncada Rodriguez, una maestra de Honduras con su clase en las escuelas públicas de Denver. (Courtesy of Maria Moncada Rodriguez)

Aunque su familia igual se reunió con ella en Colorado, su esposo tardó más de un año y medio en obtener un permiso de trabajo. Y durante ese tiempo, Moncada Rodríguez dijo que la familia enfrentó desafíos financieros con solo un ingreso.

“Lloramos casi cada día”, recuerda. Pero dijo que ella y su esposo igual estaban agradecidos de que sus hijos tuvieran un hogar seguro.

Pero ahora que está trabajando en las Escuelas Públicas de Denver, Moncada Rodríguez ha logrado conectar con otros maestros internacionales de varios países, a través del instituto y también a través del sindicato de maestros.

Recientemente, dijo que ella y otros maestros internacionales que ha conocido decidieron empezar una guía para maestros recién llegados. Idealmente, dijo que incluirá información sobre campañas para recolectar ropa, clases sobre conocimientos financieros, ayuda para comprar una vivienda, abogados especializados en inmigración y más.

“Ocupamos información de todo tipo”, dijo.

Es el mismo tipo de ayuda que el instituto del distrito quiere proporcionar.

La meta de Denver: 120 maestros internacionales nuevos el próximo año

A la vez que el distrito implementa sus apoyos y lanza el instituto este año, también ha contratado a 64 maestros nuevos con visas patrocinadas para el año escolar actual. Eso ha causado que los maestros internacionales con visas de trabajo en DPS sumen un total de 234. Para el próximo año, la meta del distrito es contratar a 120 maestros internacionales nuevos.

El distrito planea usar parte del presupuesto de $1.5 millones del instituto en visitas a otros países y para ayudar a reclutar a y conectar con maestros. También planea ayudar al personal para que invierta tiempo en encontrar recursos y ayudando a los maestros nuevos.

Encontrar vivienda asequible para los maestros es un asunto especialmente importante, pero Marrero dijo que no está interesado en alquilar ni administrar propiedades.

“Hay una manera sana de interactuar, pero también [es beneficioso] tener un poco de separación”, Marrero dijo. Los maestros, dijo, “no quieren estar bajo el dedo gordo de DPS”.

Sin embargo, el distrito está explorando relaciones con compañías constructoras, propietarios y funcionarios de la ciudad. Este año, por ejemplo, el distrito logró negociar un precio más bajo en un contrato de arrendamiento a largo plazo para algunos maestros de la República Dominicana.

“Eso es para que nosotros aprovechemos nuestras relaciones existentes y aprovechemos también nuestra posición”, Marrero dijo. “Aunque solo sea un edificio. Decir: ‘¿Podemos tener una cantidad X de unidades para elegir primero [que otros]?’ Eso es lo que estoy buscando explorar”.

Moncada Rodríguez sigue buscando recursos por sí sola. Un problema que no ha logrado resolver es cómo ayudar a su hija mayor, quien se gradúa este año, a pagar por la universidad. Ya que sus hijos son sus dependientes y Moncada Rodríguez tiene una visa patrocinada, no pueden obtener permisos de trabajo y tampoco reúnen requisitos para ninguno de los tipos de ayuda financiera para pagar por estudios avanzados que ella ha investigado hasta ahora.

“Aclaro que no pedimos la vida fácil ni regalada”, Moncada Rodríguez dijo. “Amamos trabajar y estudiar. Pero venir acá y saber que nuestros hijos no pueden ir a la universidad por falta de recursos, es abrumador”.

Sin embargo, quiere que otros maestros que estén pensando en venir a Estados Unidos sepan que las cosas pueden mejorar si persisten. Y espera que los líderes locales también aprendan a dar más apoyo.

En su escuela, la Academia Ana Marie Sandoval, le encanta usar su experiencia como maestra Montessori trabajando con estudiantes de familias con bajos ingresos, y que la valoren por sus habilidades con el idioma español.

Dijo que sus colegas maestros la han ayudado y apoyado mucho, y que su conexión con el instituto significa que siempre hay alguien para contestar sus preguntas.

Moncada Rodríguez dijo que ha tomado muchos cursos de capacitación con las Escuelas Públicas de Denver, incluyendo uno que le enseñó cómo hacer visitas en los hogares de familias con estudiantes migrantes recién llegados.

“Ahora solo me falta buscar cómo sacar una maestría”, dijo. “En eso estoy”.

Yesenia Robles es una reportera para Chalkbeat Colorado que distritos escolares de kindergarten a 12º grado y la educación multilingüe. Comunícate con Yesenia por correo electrónico a yrobles@chalkbeat.org.

Traducido por Alejandra X. Castañeda

The Latest

Chicago Mayor Brandon Johnson asked Illinois Senate President Don Harmon in a letter late Thursday to hold a bill that would block changes to selective enrollment schools and prevent any school closures until 2027.

Lawmakers last year relaxed income eligibility rules so that most Indiana families now qualify for the Choice Scholarship program.

Students work with artists to find themselves, learn about their world, and see their work showcased around the city.

El programa capacitará a jóvenes de entre 18 y 24 años para actuar “como navegadores que sirven a estudiantes de secundaria y preparatoria en escuelas y en organizaciones comunitarias.”

The teachers union’s 7,000 members are scheduled to take a ratification vote on June 6.

The state superintendent said cuts to staff won’t be prevalent in all districts. But educators say the “fiscal cliff” existed in the state well before federal COVID relief funds.