Este estudiante no pensó que iría a la universidad. Luego su familia inmigrante lo inspiró.

"Community College of Aurora" is seen on the side of a building.
Elmer Hernandez espera que su trabajo traduciendo el sitio web del Colegio Comunitario de Aurora ayude a otros estudiantes que hablan español como lengua materna. (Eli Imadali for Chalkbeat)

Read in English.

Chalkbeat Colorado es un noticiero local sin fines de lucro que informa sobre las escuelas públicas en Denver y otros distritos. Suscríbete a nuestro boletín gratis por email en español para recibir lo último en noticias sobre educación dos veces al mes.

Cuando Elmer Hernandez se graduó de su high school en Aurora en 2018, no tenía planes de ir a la universidad. No sentía que era suficientemente inteligente, dice.

Pero este mes, se graduó del Colegio Comunitario de Aurora y planea asistir a la Universidad de Colorado en Denver en el otoño para terminar su título universitario en ciencias de la computación. Y durante este último año, Hernandez—el hijo de padres inmigrantes—trabajó en dos proyectos importantes en su colegio comunitario para ayudar a que la educación sea más accesible para otros estudiantes como él y familias como la suya.

Un proyecto fue traducir al español el sitio web de la escuela para hacer que la experiencia universitaria fuera más fácil para los estudiantes, muchos de los cuales son bilingües. La otra fue ayudar a preparar el nuevo portal de la escuela para los estudiantes y el personal.

Su trabajo en los proyectos ayudó a que Hernandez se diera cuenta de que siempre había sido suficientemente inteligente para ir a la universidad. Lo que le faltaba era la valentía de superar sus temores sobre los estudios avanzados.

“Siempre quise meterme a la tecnología, pero cuando estaba en high school nunca me sentí dotado académicamente, era malísimo en matemáticas”. Hernandez dijo.

Por cuatro años después de high school, Hernandez trabajó en reparaciones automotrices. Cuando decidió regresar a la escuela e inscribirse al colegio comunitario, dijo que había estado pensando en los desafíos por los que tuvo que atravesar su familia inmigrante, y lo que pudieron lograr a pesar de los importantes obstáculos que enfrentaron.

“Eran pobres, vinieron a este país en busca de una mejor vida”, Hernandez dijo. “Mis padres, hasta el día de hoy, su inglés no es perfecto. Aparte de todo eso, mis padres lograron criarnos. Siempre nos alimentaron y todo. Mi padre [empezó] un negocio. Mi tío se convirtió en ingeniero de sistemas. Debo por lo menos poder completar la universidad. Nací en Estados Unidos y hablo dos idiomas”.

Cuando encontró esa motivación, Hernandez se decidió a triunfar.

Buscó ayuda académica en la escuela y también trabajó para devolver el favor. Su primer año, trabajó en la Oficina de Promoción Estudiantil en la escuela, conectando a estudiantes con recursos para asegurar que sus necesidades se cubrieran.

Mientras estaba trabajando en ese departamento, conoció al director ejecutivo de comunicaciones estratégicas e interacción con exalumnos. Hablando con ese líder, Hernandez aprendió sobre el plan de la escuela de traducir su sitio web al español.

El Colegio Comunitario de Aurora es una de las instituciones que atienden a hispanos en el estado, con un 33 por ciento de estudiantes que se identifican como latinos.

Michael Mestas, el coordinador de contenido digital en el colegio y quien supervisó a Hernandez durante su año de trabajo en el sitio web, dijo que el colegio quería traducir el sitio como parte de su labor de equidad.

“Teniendo una cantidad tan grande estudiantes que hablan español, querían asegurarse de que todos tuvieran acceso igualitario y no querían hacerlo como un micrositio, sabes, con tan solo un par de páginas”, mestas dijo. “Queríamos hacer [el sitio] entero”.

Aunque muchos estudiantes como Hernandez son bilingües, a veces es más fácil navegar sitios web en su lengua materna. La traducción al español también podía ser invaluable para los padres hispanohablantes de estudiantes actuales o potenciales.

Hernandez fue responsable de revisar cada página del sitio web y asegurar que las traducciones estuvieran correctas y se entendieran. Ese trabajo hizo que pensara en su familia que no habla inglés perfectamente.

“Hasta el día de hoy les cuesta tener acceso a recursos a los que quienes hablan inglés pueden [tener acceso]”, Hernandez dijo.

Agregó que hasta algunos recursos que se traducen no siempre son entendibles para las personas que hablan español como lengua materna, “así que pensé que si podíamos darles eso a los futuros estudiantes, eso sería enorme”.

Mestas dijo que Hernandez estaba motivado en su trabajo y fue alguien de quien el equipo dependió: “No solo fue trabajo para estar ocupado. Tuvo un impacto”.

Hernandez dijo que también lo hizo feliz trabajar en un proyecto para ayudar al colegio comunitario a cambiar a un nuevo portal interno para los estudiantes y el personal. El portal permite que los estudiantes tengan acceso al contenido de las clases, calificaciones, información financiera y otros servicios.

“Estoy realmente emocionado de cuando se lance”, Hernandez dijo. “Los estudiantes tendrán más facilidad para navegar por ese portal. Creo que resolvimos muchos problemas”.

En ambos casos, Hernandez pudo usar sus propias experiencias—como un hispanohablante y como un estudiante—como ventajas en su trabajo.

Al pensar en el pasado, Hernandez quiere que otros sepan que si van a la universidad, hay mucha ayuda disponible y lo único que tienen que hacer es pedirla.

“Usen los recursos al 100% de la capacidad y pidan ayudan”, Hernandez. “No tengan miedo del personal, no tengan miedo de hablar con ellos. Quizás sea incómodo, pero si pueden superar eso, la gente ahí está contenta de ayudar”.

Traducido por Alejandra X. Castañeda

Yesenia Robles es una reportera para Chalkbeat Colorado que cubre distritos escolares de kindergarten a 12º grado y la educación multilingüe. Comunícate con Yesenia por correo electrónico a yrobles@chalkbeat.org.


The Latest

Despite a rough rollout, nearly the same number of Indiana high school seniors filled out the FAFSA in 2024 as 2023. But there’s still time to fill it out.

The pages break down how much money each school received per student, and allows you to compare it to the citywide average of roughly $21,112 per student.

Some worry that the legislation is not enough to address disparities in enrollment and performance.

Many high school students struggled in the aftermath of COVID. This graduating senior found a talent for wrestling, teaching, and connecting with the classmates who wanted to give up.

Schools are too often punishing and excluding special education students with behavioral issues, Tennessee Disability Coalition says

Muchos estudiantes de high school atravesaron dificultades a consecuencia del COVID. Esta estudiante de último curso descubrió su don para la lucha, enseñar y para conectarse con los compañeros de clase que querían darse por vencidos.