Estos estudiantes tuvieron más retrasos académicos durante COVID. ¿Cómo están respondiendo las escuelas en Colorado?

A woman wearing glasses and a school lanyard sits at a rectangular table with four adolescent students as she holds her finger up while explaining. The walls of the classroom are covered in posters and signs with English keywords and vocabulary.
Los resultados de las pruebas estatales en 2023 muestran que los estudiantes que están aprendiendo inglés se encuentran más rezagados en comparación con otros grupos de estudiantes. (Nathan W. Armes for Chalkbeat)

Read in English.

Los estudiantes que están aprendiendo inglés quizás hayan enfrentado mayores obstáculos durante la pandemia y necesitan apoyo adicional, según dicen expertos y defensores en el campo de la educación.

Los resultados de las pruebas estatales en 2023 muestran que los estudiantes que están aprendiendo inglés se encuentran más rezagados en comparación con otros grupos de estudiantes que sus pares en 2019, y están teniendo más dificultades para retomar el camino. Tuvieron la reducción más grande en sus habilidades en las principales pruebas estatales de artes del idioma inglés y matemáticas y también mostraron menor crecimiento que sus pares en 2019.

Los resultados de las pruebas no son la única señal de alarma. El 40 por ciento de los estudiantes que están aprendiendo inglés faltaron tanto a la escuela el año pasado que se los identificó como ausentes crónicos, comparado con solo un tercio de otros estudiantes de Colorado.

Se han establecido dos métodos notables para ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés con su desempeño académico a raíz de COVID.

Un puñado de distritos escolares observaron a sus estudiantes que están aprendiendo inglés avanzar más del promedio, o demostrar un mayor crecimiento que el resto de los estudiantes. Líderes en esos distritos dijeron que priorizaron la enseñanza conjunta en lugar de sacar a los estudiantes de clases generales para recibir enseñanza específica sobre el desarrollo del idioma inglés. Por lo menos un distrito usó fondos federales por COVID para proporcionarles servicios de tutoría a esos estudiantes.

Pero algunos otros distritos dicen que no han asignado recursos ni estrategias específicas para ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés. De hecho, sin importar datos recientes y lo que los analistas del estado digan sobre el tema, niegan que la pandemia haya afectado desproporcionadamente a estos estudiantes. Dicen que la composición demográfica de los estudiantes que están aprendiendo inglés ha cambiado y ahora incluye a más estudiantes recién llegados al país.

“Hay distritos que no parecen estar muy preocupados con los estudiantes bilingües emergentes”, dijo Cynthia Trinidad-Sheahan, presidenta de la Asociación de Educación Bilingüe de Colorado.

Representantes del estado en el campo de la educación dicen que no pueden darles más dinero a los distritos para ayudarlos con los estudiantes que están aprendiendo inglés a menos que los legisladores autoricen más gastos o nuevos programas. “Eso lo deberá contestar la Asamblea General”, dijo Floyd Cobb, comisionado de la Asociación de Educación de Colorado, al preguntarle cómo la agencia espera cerrar la brecha entre los estudiantes que están aprendiendo inglés y estudiantes[AC1] que hablan inglés como primer idioma.

La mayoría de los datos sobre calificaciones de pruebas muestran una tendencia negativa

Cuando las escuelas implementaron la enseñanza virtual al principio de la pandemia, algunas escuelas enfrentaron dificultades para ofrecer apoyo con el desarrollo del idioma inglés. Los estudiantes no tenían un entorno para practicar su nuevo idioma, y en sus hogares muchas familias no podían apoyarlos con el aprendizaje virtual. Y cuando las escuelas regresaron a la enseñanza presencial, algunas familias de estudiantes que estaban aprendiendo inglés titubearon más que otras familias para enviar nuevamente a sus hijos de inmediato al salón de clases.

Las desigualdades en las calificaciones de las pruebas entre los estudiantes que están aprendiendo inglés y quienes hablan inglés como primer idioma no son nuevas. Una razón es que la gran mayoría de los estudiantes del inglés están tomando pruebas en inglés antes de entender totalmente el idioma. Una cantidad limitada de estudiantes puede tomar pruebas de artes del idioma en español, pero esos resultados también reflejan calificaciones mucho más bajas que los estudiantes en 2019, mientras que los que hablan inglés como primer idioma en los mismos niveles de grado casi ya se recuperaron.

Las calificaciones de este año en la prueba ACCESS, la cual evalúa la habilidad de los estudiantes para dominar el idioma inglés, muestran que una porción más pequeña de estudiantes lo dominan en 2023 comparado con 2019. Y hace cuatro años, el 9.4 por ciento de estudiantes de primer grado obtuvieron una calificación de nivel 1, el nivel más bajo. Pero en 2023, casi un cuarto de los estudiantes de primer grado obtuvieron el nivel más bajo.

Cuando el estado publicó las calificaciones de CMAS en agosto, los representantes estatales dijeron que la mayoría de los grupos de estudiantes históricamente desventajados había regresado a los niveles de crecimiento prepandemia, excepto los estudiantes multilingües en la materia de artes del idioma inglés. Dijeron que sin acelerar su aprendizaje, esos estudiantes “continuarán retrasándose aún más”.

“Creo que tenemos una cantidad creíble de evidencia para poder decir que nuestros estudiantes que están aprendiendo inglés se vieron afectados por COVID—y afectados desproporcionadamente”, dijo Joyce Zurkowski, directora ejecutiva de evaluaciones en el Departamento de Educación de Colorado.

Algunos distritos minimizan las tendencias negativas de los estudiantes que están aprendiendo inglés

A pesar de lo que los datos significan para personas como Zurkwoski, los líderes de algunos distritos piensan que los datos de los estudiantes que estaban aprendiendo inglés en 2019 no son comparables con los datos de estudiantes que están aprendiendo inglés en 2023 debido a recientes llegadas de inmigrantes de Afganistán, Ucrania y América del Sur, quienes han cambiado la composición demográfica de esos grupos.

Representantes del estado dicen que aunque eso ha afectado a muchos distritos, las cantidades de recién llegados no son suficientes como para explicar todas las reducciones en los datos de logros.

En Cherry Creek, líderes del distrito dicen que están monitoreando cuántos estudiantes están logrando dominar el inglés. En Colorado, para que un estudiante deje de ser identificado como estudiante del inglés, los maestros usan datos de las calificaciones de ACCESS y pruebas estatales. Pero también pueden usar sus propias observaciones y datos internos para probar que un estudiante ya no necesita ciertas clases y servicios en inglés.

Holly Porter, directora de apoyos para el idioma en Cherry Creek, dijo que usualmente alrededor del 85 por ciento de los estudiantes se consideran como competentes en el idioma inglés a tres años de haber ingresado al distrito, y el 95 por ciento alcanza esa designación en cinco años.

Aunque las cantidades más recientes todavía no están disponibles, Porter dijo que la tendencia se ha mantenido constante.

Porter también dijo que los estudiantes que dejan de recibir servicios para el inglés siguen desempeñándose bien en la escuela y muestran un crecimiento por arriba del promedio en pruebas estatales, lo cual confirma los avances.

“Encontramos que muchos estudiantes estaban rezagados, no solo los estudiantes multilingües”, dijo.

En el distrito escolar de Harrison en Colorado Springs, Rachel Laufer, asistente del superintendente de enseñanza y aprendizaje, dijo que los desafíos que surgen con estudiantes recién llegados es que “las escuelas están trabajando para apoyar no solo las necesidades del lenguaje y académicas de las familias, sino también los otros obstáculos que existen para las familias que acaban de llegar al país”. Las familias necesitan ayuda con el transporte, la vivienda y otras cosas para que los estudiantes puedan ir a la escuela a aprender, dijo.

Aunque no les preocupan los datos, los líderes del distrito de Harrison dijeron que han realizado algunos cambios en cómo ayudan a los estudiantes que están aprendiendo inglés y a los recién llegados en particular.

En los últimos años, el distrito ha intentado aumentar el personal para asegurar que haya por lo menos un maestro certificado para trabajar con estudiantes que están aprendiendo inglés en cada escuela, en lugar de tener que dividir su tiempo en diferentes escuelas. El distrito también está probando lentamente la enseñanza conjunta.

Laufer dijo que Harrison priorizó que los estudiantes del inglés y con discapacidades regresaran al aprendizaje presencial. Pero cuando el distrito usó el aprendizaje híbrido y los padres pudieron decidir si enviar o no a sus hijos a la escuela, fue más probable que los estudiantes que estaban aprendiendo inglés se quedaran en casa.

“Fue una mayor preocupación para ellos”, Laufer dijo. “Creo que podrías conectar eso con algunos de los datos”.

Aumentando el entusiasmo entre los maestros para ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés

Hay algunos distritos en Colorado donde algunos de los datos entre los estudiantes que están aprendiendo inglés son más positivos.

En Pueblo 60, por ejemplo, la calificación del crecimiento este año en la prueba de CMAS en artes del idioma de los estudiantes que están aprendiendo inglés ahora es más alta que para los estudiantes que hablan inglés como primer idioma. En el distrito escolar 3J del Condado de Weld, la calificación del crecimiento en matemáticas mejoró entre 2019 y 2023.

La mejora no es uniforme en los distritos. En 3J, por ejemplo, a pesar de mejoras significativas en el crecimiento de las pruebas de matemáticas de CMS, el crecimiento en la prueba de ACCESS disminuyó.

Mientras tanto, los estudiantes de Adams 14 mostraron un crecimiento significativo en las pruebas ACCESS para ver si dominan el inglés—el crecimiento más alto entre distritos grandes—pero no mostraron mejoras en otras pruebas estatales.

En Pueblo, los líderes del distrito dijeron que ya estaban trabajando para renovar la educación de los estudiantes que están aprendiendo inglés antes de la pandemia.

La high school abrió un centro para estudiantes recién llegados hace siete años. En los últimos cinco años, el distrito ha trabajado en su filosofía de enseñanza y en que la enseñanza concuerde con los estándares de contenido.

Tanto Pueblo como 3J también han trabajado para reducir la cantidad de tiempo que a los estudiantes los sacan del salón de clases para recibir enseñanza sobre el idioma inglés, una estrategia que también se está usando en otros distritos como Harrison y Boulder donde los datos son menos positivos.

En escuelas primarias de Pueblo 60, la enseñanza donde se saca a los estudiantes del salón general ya no ocurre durante matemáticas ni lectura. En la escuela media, los maestros van a las clases de los estudiantes en lugar de sacarlos.

Ese fue un cambio que los maestros mismos sugirieron.

“Realmente estaban en sintonía con lo que sus estudiantes necesitaban así que aceptamos su sugerencia y dijimos: ‘bueno, intentemos eso y veamos si marca una diferencia’”, dijo Lisa Casarez, la especialista en adquisición del idioma inglés del distrito escolar de Pueblo. Ahora, en las escuelas de educación media, piensa que eso ha sucedido.

Los datos del estado muestran que los estudiantes que están aprendiendo inglés en las escuelas medias de Pueblo 60 obtuvieron calificaciones más altas de crecimiento en las pruebas de CMAS sobre las artes del idioma que los estudiantes en escuelas primarias y sus pares que ya dominan el inglés en escuelas de educación media.

Tanto en 3J como en Pueblo, líderes dijeron que han observado más entusiasmo entre todos los maestros para aprender cómo ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés.

El departamento de educación del estado ahora obliga que todos los maestros reciban capacitación en Educación Cultural y Lingüísticamente Diversa cuando renuevan sus licencias. Eso significa que aprender cómo ayudar a esos estudiantes ya no es responsabilidad de unos pocos educadores con licencias especiales.

“Hemos observado mucho interés entre los maestros de educación general para apoyar a los estudiantes multilingües”, dijo Jenny Wakeman, asistente del superintendente en 3J. “Eso es algo que han hecho naturalmente”.

También ayudaron fondos adicionales. Wakeman dijo que su distrito usó algunos fondos federales por la pandemia para proporcionar intervenciones adicionales, incluida más tutoría, específicamente para estudiantes que están aprendiendo inglés.

Mientras tanto, dijo que los maestros ahora están haciendo sus propios estudios de libros para aprender aún más sobre cómo ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés. Ese es el tipo de actitud que Zurkowski con el departamento de educación de Colorado dice que se necesita para ayudar a esos estudiantes a ponerse a la par.

“Sabemos que esas brechas eran grandes antes de la pandemia, [y] son grandes después de la pandemia”, Zurkowski dijo. “Justifican esfuerzos intensivos de intervención”.

Yesenia Robles es una reportera para Chalkbeat Colorado, cubriendo distritos escolares de kindergarten a 12º grado y la educación multilingüe. Comunícate con Yesenia por correo electrónico a yrobles@chalkbeat.org.


The Latest

“This decision making was clearly rushed,” one lawmaker said. “It's not best practice, but this is where we are.”

Former Board President Joyce Wilkerson’s nomination by Mayor Cherelle Parker was deferred, and city officials expressed displeasure about the district’s charter school policy.

The Bookmobile seeks to increase children’s access to physical books and promote the pleasures of reading.

More than 40,000 employees work on the Denver airport campus.

Los habitantes de Chicago votarán por 10 de los 21 miembros en las primeras elecciones de la junta escolar de la ciudad. Aquí hay seis cosas que usted debe saber al inicio del ciclo electoral.

The joint initiative between Chicago Public Schools and the Chicago Teachers Union provides up to $500,000 per school for wraparound services.