Agentes de seguridad armados permanecerán en 13 escuelas de Denver según el plan final de seguridad

A group of men in suits and one in police dress uniform speak at a press conference. They are outside with a podium and microphones set up in front of them. East High School is visible behind them.

Read in English.

Policías permanecerán en grandes escuelas preparatorias este otoño, agentes armados de seguridad en el distrito escolar ayudarán con la búsqueda de armas, y los líderes de las Escuelas Públicas de Denver “examinará[n] exhaustivamente las prácticas actuales de disciplina estudiantil”. 

Esos son algunos de los detalles en el borrador final de un plan de seguridad a largo plazo que el superintendente Alex Marrero publicó a finales de junio. El plan entrará en vigor el próximo año escolar, pero quizás siga modificándose. 

“Por ningún motivo quiero que alguien piense que esto es uno y se acabó”, Marrero dijo en una entrevista. “Es el principio de una conversación más amplia, no solo aquí sino también a nivel nacional”.  

El consejo le ordenó a Marrero crear un plan después de un tiroteo adentro de East High School en marzo. Un estudiante de 17 años a quien la escuela debía inspeccionar a diario para ver si tenía armas le disparó e hirió a dos administradores. El estudiante se escapó de la escuela y más tarde terminó con su propia vida.

El tiroteo desató un intenso debate y activismo comunitario, incluida la formación de un grupo de padres que exigió mayor seguridad, al igual que una reacción contra el regreso de los policías a las escuelas. Un consejo escolar dividido votó para permitir el regreso de agentes de seguridad armados, conocidos como SRO (School Resource Officers, en inglés).

Un consejo anterior votó en 2020 para sacar a los SRO de las escuelas—una prohibición que se suspendió temporalmente después del tiroteo en East High School.

El consejo de educación no necesita votar por el plan.

Los cambios incluyen que las Escuelas Públicas de Denver (DPS, por sus siglas en inglés):

Harán que regresen los agentes de seguridad armados a escuelas secundarias y preparatorias integrales. 

El plan no especifica qué escuelas, pero Marrero dijo en una entrevista que los SRO regresarán este otoño a las 13 escuelas donde fueron colocados esta primavera después del tiroteo en East. 

Esas 13 escuelas son: las preparatorias East, North, South, West, Northfield, Thomas Jefferson, George Washington, Abraham Lincoln, John F. Kennedy, Montbello y Manual, al igual que Dr. Martin Luther King, Jr. Early College y el campus de Evie Dennis.

Dieciocho escuelas secundarias y preparatorias tenían un SRO cuando el consejo votó para prohibirlos en 2020. Marrero dijo que el distrito desarrollará un protocolo para decidir qué escuelas tienen agentes de seguridad.  

Permitirán que las escuelas decidan, después de una amplia interacción con la comunidad, si van a usar sistemas de detección de armas.  

Las Escuelas Públicas de Denver ya cuentan con cuatro unidades móviles para la detección de armas de la compañía Evolv Technology que el distrito usa para “eventos deportivos y eventos solicitados por administradores”. Un memorándum fiscal dice que “los sistemas de detección considerables y de amplio uso en todas las escuelas o solo en escuelas preparatorias probablemente superen los $5 millones”. 

Realizarán un análisis del personal para evaluar la presencia de agentes de seguridad desarmados en las escuelas. 

A los agentes sin armas los colocan en escuelas secundarias y preparatorias y son distintos a los SRO. El análisis determinará “dónde puede necesitarse más personal o cómo pueden compartirse los recursos”, el plan dice. Marrero dijo en una entrevista que quizás demuestre que el distrito necesita contratar más agentes desarmados.  

Proporcionarán más apoyo al personal escolar para realizar inspecciones de los estudiantes, especialmente si es posible que se encuentren armas.  

Por ejemplo, el plan dice que si un estudiante debe pasar por una inspección porque se encontró que tenía un arma afuera de la escuela, un agente de seguridad armado de DPS “se designará un agente de patrulla de seguridad de DPS para que brinde apoyo durante la ventana de tiempo específica que permita realizar una inspección segura y supervisada y el ingreso al edificio”.  

Los agentes de patrulla de seguridad son diferentes a los agentes de seguridad desarmados y a los agentes de seguridad armados (SRO). Son parte de una unidad móvil que responde a llamadas en todas las Escuelas Públicas de Denver. 

Después del tiroteo en East High School, algunos padres y educadores dijeron que la policía o el personal de seguridad debe realizar las inspecciones, en lugar de los administradores, lo que estaba sucediendo en East. El distrito ha dicho que los SRO no pueden hacer inspecciones de estudiantes sin pruebas suficientes, pero un agente de patrulla de seguridad de las DPS—quien es un agente jurado de policía—sí puede. 

Trabajarán con las agencias locales de seguridad para organizar reuniones sobre la violencia juvenil en cada región de la ciudad.  

Las reuniones serían “para vigilar las tendencias de violencia que afectan a las comunidades escolares y reforzar las asociaciones para desmantelar las barreras que afectan [el] acceso de los jóvenes a los programas,” según el plan.

Ampliarán la enseñanza preparatoria en línea del distrito y posiblemente ofrecerán aprendizaje híbrido. 

Después del tiroteo en East, algunos padres cuestionaron por qué el estudiante que disparó el arma, a quien habían expulsado de un distrito escolar vecino y quien tenía un cargo por posesión de armas, estaba asistiendo a la escuela en persona y no virtualmente.   

Aunque Marrero dijo que el distrito cree que el aprendizaje presencial es mejor y “no está en el negocio de solo despachar a los niños”, dijo que las DPS están considerando un protocolo que permita que los estudiantes aprendan virtualmente mientras el distrito desarrolla un plan para que regresen al aprendizaje presencial de manera segura.

Crearán un panel informativo virtual para darle mejor seguimiento y monitorear los “planes de acción e intervención”, los cuales se establecen para estudiantes que quizás presenten una amenaza para sí mismo o para otras personas. 

Realizarán auditorias de seguridad en los edificios escolares de DPS y ofrecerán “recomendaciones sobre infraestructuras físicas, como vestíbulos seguros, colocación de cámaras, iluminación, etc.”, el plan dice. 

Esas recomendaciones podrían incluir botones de pánico para que usen los maestros, Marrero dijo. Las auditorias ya están realizándose con la ayuda del consultor Murphy Robinson, exdirector del Departamento de Seguridad Pública de Denver.  

Harán que los líderes del distrito asistan al Instituto del Programa de Liderazgo en Educación Pública en la Universidad de Harvard este verano para colaborar con otros distritos urbanos grandes en asuntos como la seguridad. 

Los líderes de DPS luego examinarán las prácticas disciplinarias estudiantiles con el objetivo de aumentar la seguridad a la vez que protegen los derechos de los estudiantes y promueven la equidad e inclusión de todos los estudiantes, el plan dice. 

Aumentarán la capacitación del personal de DPS sobre temas como la prevención del suicidio, las amenazas que presentan los estudiantes, la gestión de emergencias y la recuperación tras una crisis.  

Aumentarán los programas que ofrecen a los estudiantes, incluidas clases avanzadas de educación preparatoria, cursos de nivel universitario, aprendizaje basado en el trabajo y programas extraescolares y de verano. 

Exigirán programas anuales sobre la prevención del suicidio para todos los estudiantes en 5º, 6º, 9º y 12º grado. Estos programas antes eran opcionales, Marrero dijo. 

Exigirán que se evalúe la salud social y emocional de todos los estudiantes tres veces al año, lo cual “representa un aumento drástico” en el uso de la herramienta de evaluación, según dice el memorándum de impacto fiscal. Las DPS planean pagar por las evaluaciones del año próximo con fondos federales del estímulo económico por COVID.

Ofrecerán por lo menos una sesión sobre el duelo y la pérdida para el personal y los padres que lo necesiten.

Melanie Asmar es una reportera principal para Chalkbeat Colorado, cubriendo las Escuelas Públicas de Denver. Comunícate con Melanie por correo electrónico a masmar@chalkbeat.org.

The Latest

Katy Anthes will lead a book study and offer private and small group coaching to help school district leaders and others tamp down heated rhetoric.

Researchers think there is potential for artificial intelligence to aid in identifying students who might have previously gone unrecognized.

The Illinois Workforce and Education Research Collaborative’s recent report found that 14% of students took at least one dual credit course in the 2021-22 school year.

In his first two years, New York City schools Chancellor David Banks has made literacy his focal point. Will budget cuts threaten his progress?

Board President and Vice President Reginald Streater and Mallory Fix-Lopez will remain in their roles for the time being. Mayor-elect Cherelle Parker could pick new board members.

Denver Public Schools is spending federal COVID money on a curriculum of mental health activities to help reduce students’ anxiety.