Cómo una escuela en Colorado aumentó la diversidad de estudiantes en sus clases avanzadas

A students with a pencil writes on a white piece of paper with calculators and a green piece of paper nearby.
En Colorado, solo el 13 por ciento de los estudiantes latinos participaron en clases de colocación avanzada en 2022.  (Judy DeHaas, The Denver Post)

Chalkbeat Colorado es un noticiero local sin fines de lucro que informa sobre las escuelas públicas en Denver y otros distritos. Suscríbete a nuestro boletín gratis por email en español para recibir lo último en noticias sobre educación dos veces al mes.

Read in English.

Algo cambió cuando Sierra High School empezó a inscribir automáticamente a más estudiantes en sus clases de colocación avanzada (AP, por sus siglas en inglés).

Esta high school diversa en el distrito de Harrison en Colorado Springs observó cómo las características demográficas de sus clases avanzadas cambiaron para concordar mejor con la escuela. Los estudiantes que fueron inscritos con base en sus calificaciones anteriores tuvieron resultados promedio más altos en su examen de AP que sus compañeros que se habían inscrito por su cuenta en los cursos más exigentes.

También cambió la forma en que los estudiantes se veían a sí mismos.

El director de la escuela Connor Beudoin dijo que ha escuchado a estudiantes y padres decir cosas como: “No sabía que debía estar en esta clase” o “Nunca pensé que mi hijo fuera a estar en esta clase y aquí está, prosperando”.

“Realmente está cambiando esa manera de pensar para los estudiantes en relación con [sus] capacidades”, Beudoin dijo.

Sierra High en Colorado Springs es una de las escuelas beneficiarias de un subsidio de Colorado que empezó en 2019 y se diseñó para animar a más escuelas y distritos para que inscribieran automáticamente a los estudiantes en cursos avanzados, como las clases de colocación avanzada, para aumentar la diversidad y mejorar el acceso. El subsidio también se puede usar para que las escuelas o los distritos inscriban a más estudiantes en cursos de honores u otros tipos de clases avanzadas, no solo las de colocación avanzada.

Sierra High recibió el subsidio en la segunda ronda de distribuciones y usó el dinero en el año escolar 2022-23. En la escuela, la cantidad de clases de colocación avanzada que se ofrecían aumentó de 15 a 17 con el subsidio, e incluyeron clases como química, psicología y ciencias de la computación.

Beudoin dijo que el trabajo tuvo que ver con establecer los cimientos para que la escuela pudiera inscribir a todos los estudiantes en cursos de colocación preavanzada. Se tuvo que capacitar al personal, identificar a los estudiantes que se podían inscribir automáticamente en los cursos, organizar sesiones de tutoría y tener cenas celebratorias trimestrales.

Los resultados en la high school de Harrison fueron exactamente los que quienes apoyaban el subsidio querían. Pero no queda claro si los resultados fueron los mismos en otras escuelas participantes alrededor del estado.

Colorado distribuyó los subsidios por primera vez en el año escolar 2019-20 justo antes que la pandemia de COVID interrumpiera la educación. El siguiente año, el subsidio se pausó, y aunque se reinició en el año escolar 2021-22, el Departamento de Educación de Colorado no obliga a los distritos para que presenten informes sobre cómo usaron el dinero ni lo que cambió entre los estudiantes. En algunos distritos, el reemplazo del personal significa que no queda nadie que trabajó en el programa, y por lo menos una escuela que recibió dinero terminó cerrando después.

Cuatro escuelas y un distrito escolar recibieron $187,659 en total el primer año, dos escuelas y dos distritos recibieron $161,703.89 en la segunda ronda, y una escuela y cuatro distritos recibieron fondos en mayo para gastarlos durante el año escolar 2023-24. Para recibir el subsidio, las escuelas o los distritos solo tuvieron que solicitar el dinero. Solo se rechazó a un solicitante en las tres rondas debido a una solicitud incompleta.

Que el subsidio se siga ofreciendo o no depende de si los legisladores continuarán destinando dinero para financiarlo.

Tres escuelas en el distrito escolar de Denver — George Washington, Kennedy y Northfield — recibieron el subsidio el primer año, y Kennedy recibió fondos por segunda vez, pero los representantes del distrito dijeron que las personas involucradas en el subsidio original “ya no están con el distrito”. Dijeron que nadie en el distrito podía hablar sobre ese trabajo.

Otros distritos que recibieron fondos no respondieron a solicitudes para obtener sus comentarios.

Este verano, las escuelas que recibieron fondos en la segunda ronda supuestamente iban a presentar un informe sobre cómo usaron el dinero y su influencia, pero solo una de ellas lo ha hecho.

El Consejo de Servicios Educativos Cooperativos (BOCES, por sus siglas en inglés) del Nordeste es un grupo regional que incluye 12 distritos escolares. El grupo buscó que todos los distritos adoptaran políticas y pautas relacionadas con cómo acelerar a estudiantes que quizás estén listos para entrar a clases avanzadas. Seis de los 12 distritos lo hicieron. En el informe, BOCES del Nordeste identificó algunos desafíos en sus escuelas rurales, pero dijo que el subsidio les permitió iniciar una expansión de las clases avanzadas y continuar fortaleciendo la iniciativa a lo largo de los próximos años.

Uno de los principales desafíos fue poder ofrecer continuamente cursos avanzados. Otro desafío fue la actitud de los maestros.

Los maestros “creían que los estudiantes no estaban listos para la enseñanza acelerada en el siguiente nivel de grado a pesar de datos sólidos debido a su madurez, necesidades SEL [aprendizaje socioemocional] o tener logros ‘solo’ en el percentil 88 en lugar del percentil 95”, su informe dice. “Esto realmente destaca la necesidad que tenemos en nuestro BOCES de implementar desarrollo profesional en todo BOCES sobre la educación avanzada y las necesidades de los estudiantes. Repetimos, esto es el inicio de una conversación—pero se necesitará tiempo para reiterar la información basada en estudios y ofrecer ese tipo de capacitación”.

Alena​ Barczak, la administradora del programa estatal y de apoyo para la equivalencia en high schools, dijo que las escuelas participantes de BOCES aumentaron la cantidad de estudiantes en clases avanzadas y el porcentaje de estudiantes de color que participaron.

Mencionó que la representación de estudiantes hispanos en clases avanzadas en las escuelas de BOCES aumentó del 7 al 10 por ciento después de recibir el subsidio. El porcentaje de estudiantes en los cursos avanzados que cumplían requisitos para recibir almuerzos gratis y a precio reducido aumentó del 8 al 20 por ciento. La población estudiantil hispana en los distritos de BOCES varía del 6 al 53 por ciento.

“Este es realmente el único programa de subsidios que tenemos que verdaderamente se enfoca en el acceso de los estudiantes a cursos avanzados”, Barczak dijo. “Realmente es clave. Me ha dado mucha alegría ver que la legislatura lo siga financiando. Es el único programa en su tipo”.

La senadora estatal de Colorado Janet Buckner, una demócrata de Aurora y patrocinadora de la ley para crear los subsidios, dijo que ha escuchado que el programa está funcionando. “He hablado con muchos estudiantes en los últimos años que se beneficiaron de este importante programa”, dijo en un mensaje por correo electrónico.

A nivel estatal, Colorado no da seguimiento a los datos demográficos de los estudiantes inscritos en clases de colocación avanzada. Solía hacerlo con algunos datos—pero solo de distritos que compartían la información voluntariamente. El estado está preparándose para incluir algunos datos sobre cursos avanzados en las calificaciones de desempeño de las escuelas, pero no está listo todavía.

Los datos que se está preparando para incluir en informes únicamente informativos no se dividirán por grupos de estudiantes.

El Consejo Universitario, la organización que administra los cursos, sí da seguimiento a los datos demográficos de estudiantes que se inscriben a nivel distrito, pero se rehusó a compartir los datos públicamente. Compartió algunos datos estatales.

Según los datos demográficos de estudiantes que tomaron el examen de colocación avanzada en 2022, los estudiantes negros en Colorado tuvieron una participación más alta en comparación con estudiantes negros a nivel nacional, pero los estudiantes hispanos en Colorado tuvieron una participación más baja que sus compañeros a nivel nacional. La brecha de Colorado entre la tasa de participación de los estudiantes blancos y los estudiantes hispanos es más grande que el promedio nacional.

La cantidad de estudiantes latinos que participaron en clases avanzadas a nivel nacional aumentó en un 83 por ciento entre 2012 y 2022, según los informes del Consejo Universitario. Como resultado, el 16 por ciento de estudiantes latinos en 10º, 11º y 12º grado participaron en clases de coloración avanzada en 2022. En Colorado, solo el 13 por ciento de los estudiantes latinos participaron en clases de colocación avanzada en 2022.

Según datos proporcionados por las Escuelas Públicas de Denver, las tres escuelas que recibieron fondos a través del subsidio, tenían una representación más baja de estudiantes hispanos y negros en cursos de colocación avanzada cuando recibieron el subsidio en 2019-20. Los estudiantes negros representaban el 10 por ciento de los estudiantes en clases de colocación avanzada en las tres escuelas, mientras que representaban el 15.8 por ciento de la población estudiantil general. Los estudiantes hispanos constituían el 35.8 por ciento de los estudiantes en clases avanzadas en las tres escuelas de Denver, mientras que constituían el 46 por ciento de todos los estudiantes en las escuelas.

Hasta en Sierra High School, después de que el dinero del subsidio ayudó a aumentar la representación de los estudiantes que estaban tomando clases de colocación avanzada, los estudiantes hispanos siguieron teniendo una representación más baja.

En 2022-23, cerca del 52.9 por ciento de los estudiantes en los cursos eran hispanos, un aumento en comparación con el 49.6 por ciento el año anterior. Más del 54 por ciento de los estudiantes de la escuela se identificaban como hispanos. El mismo año, la representacion de los estudiantes negros aumentó al 22.9 por ciento, comparado con el 19.7 por ciento de los estudiantes que se identificaban como negros.

Beudoin, el director de Sierra High, dijo que el trabajo tomará tiempo, pero que espera que todos los estudiantes terminen tomando clases desafiantes, y que resulte en mayores logros académicos en los exámenes estatales y otros resultados.

Dijo: “no es solo poner a los estudiantes en estas clases y decir, ‘buena suerte’”.

Yesenia Robles es una reportera para Chalkbeat Colorado, cubriendo distritos escolares de kindergarten a 12º grado y la educación multilingüe. Comunícate con Yesenia por correo electrónico a yrobles@chalkbeat.org.

The Latest

Director Patricia Hurrieta will be tasked with carrying out the recommendations in a new report about the barriers and opportunities that Latino students face.

State leaders hope a $25 million investment in scholarships and coaching for the Class of 2024 will pay off in getting more students the skills they need to access high paying jobs.

Una nueva iniciativa distribuirá bonus de $1,000 a adolescentes que trabajen 100 horas o más este verano y completen un taller sobre conocimientos financieros.

People sometimes assume trans and nonbinary educators are correcting pronouns resentfully or talking about gender in age-inappropriate ways. The truth is far more mundane.

My story is about persevering, but it’s also about getting the unique support I needed to turn my situation around.

This week’s episode of P.S. Weekly looks at teen mental health, following one family’s journey with therapy and looking at NYC’s new effort to expand free therapy to teens.