7 preguntas para el nuevo jefe de seguridad de las Escuelas Públicas de Denver, Greg Cazzell

Two police officers stand outside Denver’s East High School as students walk in the background.
Agentes de policía de Denver se paran afuera de East High School en abril. (Hyoung Chang / The Denver Post)

Read in English.

Las Escuelas Públicas de Denver (DPS) tiene un nuevo jefe de clima y seguridad: Greg Cazzell, que fue director de seguridad de las Escuelas Públicas de Aurora por ocho años.

El puesto en DPS había estado vacante por seis meses cuando el distrito anunció que había contratado a Cazzell, que estuvo 22 años en el departamento de policía de Glendale antes de trabajar en Aurora.

Greg Cazzell (Courtesy Denver Public Schools)

En estos momentos, la seguridad escolar es una prioridad para muchos estudiantes, familias y educadores de Denver. Los tiroteos dentro y alrededor de las escuelas secundarias este año han provocado protestas de estudiantes, la formación de un grupo de padres, llamados a la renuncia de la junta escolar, un debate sobre la reintroducción de los agentes de recurso escolar (SRO), y el desarrollo de un plan de seguridad a largo plazo. 

Chalkbeat habló con Cazzell sobre sus prioridades y su enfoque de seguridad antes de su empleo comience oficialmente el 10 de julio. Esto es lo que tenía que decir.

Usted está llegando a DPS de las Escuelas Públicas de Aurora y una comunidad que también ha lidiado con la violencia armada de menores de edad. ¿Qué traerá a Denver de lo que aprendió en Aurora?

Asociaciones con la comunidad. Las escuelas no pueden hacerlo solas. Tenemos a nuestros estudiantes unas 7 horas y 40 minutos al día. Y eso no es tiempo suficiente. Por eso necesitamos asociarnos con la comunidad, asociarnos con las familias y unir a todas las partes interesadas para que juntos podamos resolver algunos de los retos. 

Si hay violencia en la comunidad, va a tener impacto en nuestras escuelas. Así que en realidad no hay diferencia entre las dos. Nuestros estudiantes están en la comunidad, ven la violencia y se ven afectados por ella. Se necesita la participación no solo del distrito escolar, sino también de organizaciones sin fines de lucro, organizaciones comunitarias y ciudades. Se necesita de todos.

¿Hay algún ejemplo de una colaboración en Aurora de la que se sienta especialmente orgulloso?

Creo que el trabajo que están haciendo todos nuestros programas después de la escuela: Boys and Girls Club, COMPASS, Rocky Mountain Kids. Todos están proporcionando un poco de estructura y eso logra que los estudiantes participen, los mantiene en la escuela, los mantiene protegidos y es parte de todo ese sistema de apoyo. 

Entonces, diría que esos tres programas después de la escuela. Y he tenido muy buenas relaciones con los tres. Y de hecho, espero, traer algunos de esos programas a DPS.

La junta escolar de Denver recién levantó la prohibición de los agentes de recurso escolar y permitió que la policía regrese a las escuelas. Las Escuelas Públicas de Aurora han tenido agentes de recurso escolar (SRO) desde hace años. ¿Qué opina de los SRO?

Como mencionaste, ellos llevan más de 20 años en las Escuelas Públicas de Aurora. En cada secundaria tenemos dos, además de un agente de seguridad armado. Ese es el modelo que han adoptado el superintendente y la junta escolar de APS. 

Ellos decidieron tener esa política, y es parte del debate que se está oyendo ahora mismo en las reuniones de la unta de DPS. Y yo seguiré la dirección que se decida.

Una de las mayores preocupaciones es que los estudiantes traigan armas de fuego a la escuela. Algunas personas han propuesto instalar detectores de metal. Aurora ha utilizado perros detectores de drogas que también podían detectar residuos de pólvora. ¿Qué medidas sugeriría que adoptara Denver para mantener las armas fuera de las escuelas?

Todo lo que has mencionado sería una buena respuesta para eso. 

Tenemos que examinar toda nuestra tecnología, y todas las opciones que puedan ser beneficiosas para asegurar que tengamos un ambiente seguro y propicio para el aprendizaje. Y eso nunca se detiene. Es algo que siempre se va a cuestionar. Nosotros tenemos que asegurar que siempre estemos reevaluando. 

No se trata de un plan integral de seguridad para el DPS que se hace una vez y ya. Habrá que evaluarlo. Nosotros tendremos que determinar qué está funcionando y qué no. Ese será el camino a seguir. 

No creo que debamos eliminar ninguna de las opciones que tenemos. Pero de nuevo, todas estas medidas van de acuerdo con la política establecida y con lo que la junta escolar de DPS decidió.

DPS dijo que estaba buscando un nuevo jefe de seguridad que tuviera experiencia en “seguridad y protección” y con “una mentalidad enfocada en el estudiante”. Los líderes del distrito han hablado de la importancia de ponerle fin al problema de los estudiantes que van de la escuela directo a la prisión. ¿Usted opina lo mismo? ¿Qué haría para ayudar a resolver ese problema?

Absolutamente. Tenemos que asegurar que no estemos criminalizando el comportamiento normal de un adolescente. 

Por eso necesitamos trabajar de cerca con nuestros agentes colaboradores, ya sea con el SRO que atienda la situación o cualquier otro componente adicional de la policía. Necesitamos asegurar que nuestro personal entienda las comunidades de las que proceden nuestros estudiantes, algunos de los retos que enfrentan, y entender ese enfoque integral para asegurar que no estemos operando de manera aislada o en una burbuja. Es importante que tengamos esa visión completa y nos demos cuenta de cómo todo eso impacta el ambiente de seguridad cotidiano en nuestras escuelas.

¿Por qué quería el puesto en DPS? 

Aparte de la diferencia en tamaño de los dos distritos [Aurora Public Schools tiene unos 39,000 estudiantes, mientras que Denver Public Schools tiene unos 88,000], creo que son muy similares. La composición socioeconómica [de las familias de los estudiantes], la cantidad de estudiantes que reciben comidas gratis o a precio reducido.

Creo que el distrito de Aurora es probablemente un poco más diverso que DPS. Sé que el DPS podría no querer oír esto, pero Aurora es una comunidad muy diversa y tenemos que asegurarnos de reconocer esa diversidad, de reconocer a esos grupos de refugiados — sé que no se limitan a Aurora, claramente, pero esa ha sido mi experiencia — y asegurar que ellos entiendan cuál es nuestro papel en la seguridad del plantel escolar. 

Es importante entender que no somos la policía. Nuestro enfoque es la seguridad. Esas personas vienen de países donde ven un uniforme y lo asocian con lo que les ha oprimido. Así que tenemos que asegurarnos de reconocer esa diversidad.

En el pasado, en DPS y en los distritos escolares de todo el país, ha habido una desproporción en la disciplina. Algunos lo llaman exceso de vigilancia sobre los estudiantes de minorías raciales. ¿Cómo usted resuelve y mitiga este problema? 

Es algo que está ocurriendo. No hay una solución única. 

Tienes que mirar esos datos. Hay que asegurarse de contar con las personas correctas. Si la junta decide tener SRO en las escuelas, tenemos que asegurarnos de trabajar con la policía de Denver y encontrar los SRO correctos que van a ser ideales en cada una, que van a ser la persona correcta para esa cultura escolar. Nuevamente, tenemos que reconocer de dónde vienen esos estudiantes, entender sus antecedentes. Una vez más, hay que asegurar que tanto el SRO, como mi equipo son la combinación perfecta para esa escuela. 

No ocurría a menudo, pero hubo veces en que íbamos a la policía de Aurora y decíamos: ‘Oye, esta persona no encaja bien en esta escuela. Busquemos otro candidato’. Esa puede ser una opción si la junta aprueba los SRO.

De nuevo, mi trabajo se basa en la política establecida. Cualquiera que sea la dirección final que la junta le indique al superintendente, esa será la dirección que tomaré en cuanto a seguridad y protección.

Melanie Asmar es reportera senior de Chalkbeat Colorado y cubre las Escuelas Públicas de Denver. Para comunicarte con Melanie, escríbele a masmar@chalkbeat.org.

 

The Latest

More than 30 school board seats are on ballots across 10 districts in Marion County in the election this November

Deciding how much money to spend on K-12 education remains an obstacle to closing a budget deal in Harrisburg.

There are 47 people running in Chicago’s school board elections on Nov. 5. Here’s an updating list.

Known as “NYC Solves,” the new initiative will see 93 middle schools across eight school districts, as well as 420 high schools, using Illustrative Math this fall.

District leaders will spend more than a quarter of a million dollars to rehire a Memphis-based marketing firm tasked with recruiting up to 311 students.

“The courts have spoken. My members have spoken,” said UFT President Michael Mulgrew. Left unsaid is how else unions might find $600 million in annual cost savings.